Zonas erógenas de la mujer que un hombre no debe pasar por alto

By  |  1 Comment

Se puede decir, que el sexo es una conversación entre dos cuerpos. A las caricias, los sentidos responden con placer, pero a pesar de eso, este diálogo no es tan espontáneo. Es necesario tocar con cariño, escogiendo bien la intensidad y partes del cuerpo que se tocan. También es importante optar por la mejor forma de tocar, pudiendo ser con las manos, la boca, lengua o hasta con los dientes. Cualquier parte del cuerpo vale cuando se trata del placer, pero las zonas erógenas femeninas son puntos especiales que multiplican la sensación de placer.

LENCERIAL-MILCOSITAS

Tirar del cabello delicadamente, pero con firmeza, es una de las cosas que nunca pasan de moda, al igual que las orejas. Esta zona es ultrasensible y no necesita apenas ser tocada, algunas veces solo basta con un leve susurro a modo de palabras calientes para provocar excitación. Aprovechando que estamos cerca, no podemos dejar escapar la nuca, esta zona también es muy sensible, por eso algunas veces solo es necesario respirar cerca para provocar escalofríos.

Tocar la parte interna de los muslos, es como apretar un botón y arrancar el deseo del sexo. Esta puede ser un punto óptimo de partida para la relación sexual o un magnífico complemento para el sexo oral. ¿Y que tal, pedir un mensaje por la zona lumbar? Esta zona baja de la espalda, está repleta de terminaciones nerviosas y está ligada a la zona íntima. Estimular esta área, provocará también sensaciones en la vulva y en la vagina.

Como no, los senos son otra área llena de terminaciones nerviosas, por eso, crearás sensaciones intensas con apenas tocar. Pasa tus manos hasta las mamas para expandir las caricias con suavidad. Es un excelente lugar para usar chocolate u otros complementos igual o más picantes. Al igual que pasa con el culo, donde cualquier tocamiento siempre viene bien, incluso una cachetada con tacto subirá aun más si cabe la temperatura.

No hace falta decir que la vagina y el clítoris son las zonas más erógenas del cuerpo de la mujer. Explorar la zona con los dedos o la lengua será imprescindible para que llegar al punto máximo de placer y gozo.

tedeseo-baner

1 Comment

  1. Mayra

    21 marzo, 2016 at 8:49 pm

    a mi me pone mucho que me toquen los piés!!y nada de nada que me toquen la cara, supongo que cada una tendrá sus rarezas jajaj

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *