Señora en la casa, Puta en la cama. (Marta IV)

By  |  26 Comments

A aquel fin de semana en el albergue le siguieron otros por el mismo estilo y es que, nuestro propósito al finalizar el verano de no desperdiciar ningún fin de semana y disfrutar de la vida al máximo, lo cumplimos al pie de la letra. Pero la verdad es que por alguna razón metimos la para y dejamos entrar en nuestras vidas al amor. Supongo que en otras situaciones será diferente, pero para nosotras fue así y además, en este caso llegó en forma de persona equivocada.

LENCERIAL-MILCOSITAS

Ya fuera por no ser amor verdadero, el caso es que nos truncó nuestro propósito para toda la temporada. A pesar de mi edad, tenía una buena noción del significado de la palabra amor. No había segundo en mi día a día en el que en mis pensamientos no apareciera aquel cura. Lo que sentía hacia esa persona era muy diferente a una simple atracción ya fuera sexual, física o intelectual. Lo que sentía por él sin conocerlo no se puede explicar con palabras.

Una noche de viernes en la que por desgracia en el lugar donde teníamos planeada una excursión a un albergue en la provincia de León, por culpa del mal tiempo nos vimos obligadas a cancelar nuestra escapada y como dos tontitas nos quedamos en el pueblo para salir con el resto de amigas por la zona de bares. Ahí fue donde cometimos el error. Esa noche mi amiga se lió con un chico y al ir yo de apoya velas, no tuve más remedio que consolarme con su amigo. Pero no os lo perdáis, contra todo pronóstico no llegamos a consumar ninguna de las dos.

Los siguientes fines de semana se fueron al traste y en vez de vivir aventuras fuera de aquel pueblo nos quedamos allí, viviendo un romance con dos chicos que para nada, estaban a nuestra altura. Aunque en realidad, con esta experiencia aprendí cosas muy importantes como iremos viendo a continuación.

Mi amiga se sentía muy atraída por su chico, todo lo contrario que yo. Al principio el chaval me llamaba la atención físicamente y aunque era muy guapo, no era lo que yo buscaba en un hombre. El quería una mujer para que le acompañara, (como decía él), en el largo y duro camino de la vida con la que tener hijos. Yo por supuesto, ni tenía porqué ir detrás de nadie en los caminos de la vida y mucho menos pensaba en tener hijos para que un tonto se sintiera realizado. Solo hablaba de lo felices que seríamos en nuestra casa con al menos… 4 hijos. La verdad se me hacían muy pesadas las conversaciones con el y lo peor era, que para hablar tanto de tener hijos, aun no habíamos tenido sexo… Recuerdo una noche en la que metí mi mano en su paquete y se puso hecho una fiera, hasta se le escapó que era un poco guarra, ¿perdona?… Un tío de 25 años al que le molesta que le toquen la polla insinuando que soy una guarra… Me ponía de los nervios, por eso, intenté no quedar más con él pero el muy cabrón, siempre conseguía convencerme para que le diera otra oportunidad. Pero esa vez cruzó la línea de fuego, ¿guarra? -te vas a enterar, te voy a hacer pasar el peor momento de tu vida- pensé. Mi amiga en cambio se sentía muy bien con su chico, lo que me hizo pensar que a partir de ese momento, o me buscaba a otra amiga con la que escaparnos de allí los fines de semana o me iba sola. Daba la impresión al verlos a los dos metidos en ese ambiente tan romántico que se iba a dar el paso a algo más.

Un día, acordamos las dos parejas pasar un fin de semana romántico en un hotel en la costa. En ese momento decidí que ese fin de semana sería el último que pasaría con ellos. Siempre me había apartado de aquellas personas que no me aportaban nada, y con estos dos, ya llevaba mucho tiempo desperdiciado.

Lee también: Senderos de Pasión. (Marta III)

Al llegar al hotel, todos estaban muy contentos, en especial mi romántico amigo. Él estaba eufórico como nunca, daba la impresión de que el hotel era su castillo y yo su princesa. Pero mis planes eran otros, tenía en mente darle una pequeña lección y quitármelo ya de encima de una vez por todas. Esta vez no me haría sentir mal intentando convencerme de que mi forma de es la correcta. A parte de machista, este chico no era muy listo y era de los que aprovechaba cualquier conversación para apuntillarte en cualquiera de tus sentimientos. Mi suerte era, para desgracia de él, que yo estaba muy por encima de todo eso y nunca había pensado en tener la obligación de pasar el resto de mi vida con un hombre de ese tipo. Yo más bien era de las que pensaban que se estaba mucho mejor sola que mal acompañada. Le iba a demostrar lo que era una señora en la casa y una puta en la cama.

Después de cenar nos fuimos a la discoteca del hotel. Mi amiga me llevó a un rincón de la sala mientras ellos fueron a por bebida y me dijo lo siguiente: -Que ricos son Marta, ¿te lo estás pasando bien? Matías me ha pedido que me case con él-. Sin tener que preguntarle, supe cual había sido su respuesta, pero continuó con un: -Creo que Alberto (así se llamaba mi romeo) va a hacer lo mismo contigo-. Yo no pude evitar reírme a carcajadas al escuchar tal cosa, ahora entendía el porqué de tanta euforia. Pensé: -¿Que se le puede pasar a una persona por la cabeza para hacer tal cosa?- llevábamos unos pocos meses viéndonos y ni siquiera habíamos echado un polvo, era muy raro en todo lo referente al sexo, a la convivencia entre la pareja y a los papeles que cada uno debía de adoptar. No me gustaba nada, así que esa noticia no afectó en nada a mi plan y continué según estaba previsto. Cuando volvieron con las copas, yo ya le había echado el ojo a un par de chicos muy guapos que se encontraban allí. Al acercarme a Alberto para coger mi copa le dije que si tenía pensado decirme algo esa noche, lo dejara para cuando subiéramos a la habitación solos los dos, no quería que diera el espectáculo delante de todos los allí presentes. El estaba muy nervioso, mientras yo miraba a los dos chicos para intentar llamar su atención. Era solo cuestión de tiempo que se percataran de mi presencia si no lo habían hecho ya. Lo que esa noche iba a hacer no estaba nada bien, pero se lo tenía totalmente merecido.

Mientras teníamos una conversación de lo más aburrida me di cuenta de que uno de los chicos no dejaba de mirarme. Yo aproveché para devolverle la mirada, Alberto continuaba bebiendo (follar no, pero beber… menudo borracho en potencia que estaba hecho romeo). Posteriormente me acerqué a hablar con ellos y me presenté. No me andé por las ramas y les pregunté directamente si me acompañaban al servicio para hacer pis. Se miraron y se frotaron las manos. -Por supuesto Marta- me respondieron, -Pues en un par de minutos podéis ir- les comenté. Que se note un poquito y veremos a ver lo que sucede.

Al llegar los chicos al baño, me arrodillé y les bajé la bragueta a ambos, les saqué el pene y comencé a chuparlos. Esa noche estaba muy desesperada, lo que me hizo caer en que no solo lo hacía por escarmentar a Alberto, en realidad, llevaba días que necesitaba echar un buen polvo. Eran varios días reclamando una buena polla, pero aquella noche, en los baños de la discoteca, sin duda me iban a dar lo que andaba buscando.

Mientras les comía la polla, pasaba mis dedos por mi mojado coño, algo me decía que iba a se rápida aquella experiencia. Sin dejar de chupar me levanté poniendo mi culo en pompa para que uno de ellos me enculara, todo esto en la misma entrada del baño, siempre con la intención de que si llegaba Alberto, no tuviera problema alguno en ver, como dos desconocidos se follaban a su novia, esa a la que invitó un fin de semana en un hotel para pedirle matrimonio.

Pero este por allí no aparecía, seguía despreocupado bebiendo mientras estos dos me ponían fina en el baño. Eran dos auténticos desesperados. Una me enculaba bien duro y me azotaba, el otro me tenía cogida del pelo, apunto de arrancármelo mientras se la chupaba. Por supuesto a mi me estaba gustando, me daba un poco igual que nos pillara, estaba disfrutando de lo lindo. Al que se la estaba chupando se sentó en el váter y comencé a cabalgarlo al mismo tiempo que se la chupaba al otro, momento este es que descubrí sus intenciones, quería follarme el culo el muy cerdo a la vez que el otro follaba mi coño, pero no di lugar a eso. Sabía que no le quedaba mucho tiempo para correrse y al otro el pobre lo tenía muy controlado. Apreté fuerte con mi boca su capullo y me centré en que aquel chico se corriera en mi boca en vez de darme por culo. Y así fue, su corrida no se hizo esperar, sus chorros se fueron estrellando en mi garganta mientras yo, más cachonda aun, cabalgaba con más fuerza a su amigo, a quien tampoco de debía de quedar mucho. Yo no debía de perder tiempo, ahora me tocaba a mi. Me agarré fuertemente al chico mientras este comenzó a agarrar mi culo con más fuerza. Comencé a gemir como una loca a la vez que me corría. El chico apretaba mi culo con todas sus fuerzas contra su cuerpo y noté como su polla se ponía más gorda, corriéndose a la par que yo mientras nuestros gemidos se fundían.

Al terminar me quedé sentada un momento encima del joven en aquel retrete, momento en que escuche a su amigo que estaba justo detrás de mi, decir a alguien, -¿Que coño estás mirando?-, al girarme, vi que era Alberto que estaba justo en la puerta como un pasmarote muy borracho. Lo miré y la única palabra que dijo fue… puta, para después salir corriendo. Los tres nos echamos a reír.

Después de aquello lo seguía viendo en el pueblo, pero por fin me lo había quitado de encima. Mi amiga terminó la relación conmigo y 6 meses después se casó embarazada con Matías para separarse un año y medio mas tarde, cuando lo pilló en un club con su amigo Alberto con dos “putas”. Así que por la parte que a mi me tocaba, me alegré de que aquel joven no me gustara y dejar esa relación. Nunca he tenido la intención de ser la chacha de nadie, en todo caso, podría estudiar ser la porno chacha.

F. Abellán.

PROMOCIÓN MES DE JULIO. ENVÍOS GRATIS EN PEDIDOS SUPERIORES A 29€. (solo península y Portugal).

tedeseo-baner

26 Comments

  1. Albert

    27 julio, 2016 at 8:52 pm

    Por Dios, donde vive Marta o donde se va de senderismo? O lo q sea, q ganas d coincidir con ella

    • ani

      27 julio, 2016 at 9:11 pm

      Menudo salido estas hecho pajaro

  2. Cecilio

    27 julio, 2016 at 8:57 pm

    Marta es un poquito cochina no?

  3. bety

    27 julio, 2016 at 8:58 pm

    Me gusta Marta yiiiiii

    • Junnia

      1 agosto, 2016 at 2:32 pm

      Quiero mas relatos de estos… Oh siiiiiii…..😈😈😈😈😈😈😈😈😈😈

  4. Juan

    27 julio, 2016 at 8:58 pm

    Y del cura q sabemos??

    • Junnia

      1 agosto, 2016 at 2:33 pm

      Es verdad… A que venia el asunto del cura si no lo volvió a mencionar…. Verdad? Que ha pasado con el cura? 😮🤔😕

  5. Paula

    27 julio, 2016 at 9:00 pm

    Como tiene que ser. A tomar por culo

  6. Milena

    27 julio, 2016 at 9:03 pm

    Pues yo ayer lo hice con mi amigo y genial lo nesesitaba mañanamas

  7. Adán

    27 julio, 2016 at 9:05 pm

    Ccomo me pone Marta

  8. Tony

    27 julio, 2016 at 9:08 pm

    Me he puesto becerrisimo

  9. ani

    27 julio, 2016 at 9:09 pm

    Pufff, como me ponen estos relatos

  10. Beni

    27 julio, 2016 at 9:12 pm

    La persona q escribe estos relatos tiene la mente más sucia q he conocido

  11. Antonino

    27 julio, 2016 at 9:50 pm

    Marta es un personaje real?

  12. María

    27 julio, 2016 at 9:52 pm

    Menuda golfi!

  13. minuto

    27 julio, 2016 at 9:56 pm

    Al principio sabía que le gustaban las putas. Son clavados a mi primo, le pidió matrimonio a la mujer a las dos semanas d estar con ella y está todos los días en el xxxxxx xx xxxxxxxxxxxxxxxxx el puticlub del pueblo de al lado con un colega. Jijiji lleva ya 12 años casado y tiene 4 chiquillos

  14. Fran

    27 julio, 2016 at 9:59 pm

    Una Marta me hace falta para q me quite la depresión

  15. Estevao

    27 julio, 2016 at 10:00 pm

    Gata gostossssssa

  16. m del mar

    27 julio, 2016 at 10:01 pm

    La madre estará tan contenta

    • Iunia

      1 agosto, 2016 at 2:31 pm

      Qué tiene que ver la madre con esto???? Así como otros son aficionados a los videojuegos y otras a los zapatos y los vestidos y a las compras, a la chavala le gusta que la pongan fina y vivir la vida!!! No entiendo que tiene que ver la madre en esto????😂😂😂😂😂

  17. Isidro

    27 julio, 2016 at 10:02 pm

    ke asko……..

  18. Marta

    27 julio, 2016 at 10:04 pm

    Además del nombre compartimos aficiones uppsss

  19. Andoni

    27 julio, 2016 at 10:05 pm

    Que guarrilla jjjj

  20. Adrián

    27 julio, 2016 at 10:05 pm

    Palote palote

  21. Antonio

    27 julio, 2016 at 10:08 pm

    Déjate Marta, un poquito d doble penetración

  22. torito

    27 julio, 2016 at 10:26 pm

    Ole ole y ole

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *